Hace dos años empece un blog (…) Lo empece en un momento de cambio, un momento de mi vida en que muchas de las cosas que hasta entonces habían sido mi mundo (profesionalmente hablando, en una época en la que separaba aún lo profesional de lo personal) empezaban a tener cada vez menos sentido. Decidí titularlo on the road – leaving the real world : era gris, en texto plano y parecía reflejar a la perfección mi estado de ánimo y mi deseo de abandonar lo que hasta entonces era “el mundo real” en el que había vivido hasta entonces.

Con el tiempo y los cambios en mi vida, pequeños detalles se fueron incorporando. Mi mundo ya no era gris y las barreras entre lo profesional y lo personal se fueron difuminando, con lo que pequeños trazos de color aparecieron en la cabecera. El título cambió, ya no abandonaba nada, sino que perseguía un propósito, por lo que decidí llamarlo on the road to unutopia (1). En lugar de abandonar el mundo real, preferí llenarlo de post-it en colores.

Hace meses empecé una nueva etapa de mi vida, así que supongo que es natural que el blog lo haga también. Me he plateado retomarlo muchas veces. Empezar desde cero, debido a que los posts que escribí en su día ya no tenian el mismo sentido en este momento de mi vida. Responder a la pregunta que enuncia el título, el porqué iniciar un blog que probablemente pocos leerán, es fácil de responder: poder disponer de un espacio en el que compartir a medida que sigo aprendiendo, obligandome a exponer lo que aprenda de una forma clara y concisa que permita transmitirlo a otros para su discusión, cómo medio para asentar, validar o descartar lo previamente aprendido. Si a alguien le puede ser de utilidad lo compartido, me alegraré de ello, pero no quiero perder de vista que mi principal objetivo con este blog es seguir aprendiendo.

Lo más importante, lo he dejado para el final. Aunque he empezado este nuevo blog no pocas veces, nunca antes me había atrevido a darle al botón publicar. Los motivos por los que no sustituí antes el anterior, se reducen a uno: había un post que sí seguía teniendo sentido, que seguía siendo cierto en todo lo que se decía en él, uno que no quería abandonar. Se titulaba “Start with Why”, y fue el primero que escribí.

En su día quise que fuese el primero por ser el más importante. Al igual que el actual, el propósito al escribirlo era múltiple: explicar los motivos por los que empezaba un blog, a la vez que auto-obligarme a escribir haciéndolo público. Y, sobretodo, al igual que en este, dar las gracias a todas las personas que me han acompañado, de un modo u otro, en estos últimos años mientras todos esos cambios se sucedían en mi vida. Sin vosotros, como decía entonces, no tendría nada de lo que hablar aquí.

Hoy sigo rodeado de la misma gente, han sido parte en los cambios que me han llevado a iniciar esta nueva etapa. Continuo aprendiendo de ellos, y ellos continúan compartiendo conmigo, inyectándome la misma energía que entonces. Les sigo estando igual de agradecido por ello que cuando empecé, y es por ello que, otra vez, no puede faltar en mi primer post el decir:

Gracias. A todas las personas que me hicieron creer que existe otra forma de hacer las cosas. A todos los que compartisteis conmigo vuestro conocimiento, experiencia y pasión en el pasado. A todos los que cada día seguís haciéndolo: Gracias. La única palabra que nunca es incorrecta, inapropiada o inútil; demasiado a menudo olvidada, pero no hoy. Gracias, por obsequiarme con las palabras que quiero decir.

– extraído del post ‘Start with Why’.

Sin duda esta nueva etapa no será la última, siempre queda mucho por aprender y tengo la esperanza de no ser la misma persona dentro de unos años que ahora. Me gustaría, cuando sea que llegue la siguiente, seguir rodeado de las mismas personas y de muchas otras igual de extraordinarias que espero ir conociendo en esta nueva andadura. Para, cuando llegue el día, poder volver a empezar de la misma forma: dando las gracias.

StartWithWhy

(1) Nota: Si no conoces el significado de la palabra unutopia, hablaré mucho de ello en este blog, pero no hoy.